Robots sexuales podrían matarnos de tanto amarnos

Cuidado: los robots sexuales del futuro podrían matarnos de tanto amarnos

No es una broma lo de los robots sexuales: ya existe un Congreso sobre el Amor y el Sexo con Robots. Los investigadores que están trabajando en este ámbito debatieron allí sobre el futuro de los robots en este ámbito, y las conclusiones eran más preocupantes de lo que podríamos imaginar.

Robots sexuales podrían matarnos de tanto amarnos
Robots sexuales podrían matarnos de tanto amarnos

El experto suizo en robótica Oliver Bendel avisó de esos peligros, y destacó tanto la amenaza de robots que podrían esforzarse demasiado para la resistencia humana —recordemos, los robots no se cansan y “no les duele la cabeza”—, pero también el hecho de que estos robots podrían tener relaciones sexuales tan placenteras que algunos plantean que ya ningún ser humano querría hacerlo con otro ser humano.

Los problemas del sexo robótico

Las cuestiones éticas plantean por tanto un debate en varios niveles. Bendel indicaba cómo los sistemas de aprendizaje automático y de inteligencia artificial podrían incluso acabar sirviendo para que los robots “sedujesen” a los humanos.

Robots sexuales podrían matarnos de tanto amarnos
Robots sexuales podrían matarnos de tanto amarnos
También había cuestiones menores pero no por ello descartables: ¿deberían los robots sexuales estar dispuestos para cumplir esa función en todo momento? ¿estarían dispuestos también a cumplir todas las fantasías sexuales, por moralmente discutibles que estas fueran? La llegada de estos robots sexuales también podría crear una nueva brecha digital entre aquellos que se los pueden permitir y los que no, y aquellos que simplemente serán suplantados por esas máquinas. Muchas son las dudas que nuevamente plantea un ámbito en el que puede que no se vean soluciones reales a corto plazo, pero que desde luego no está tan lejos como parecía hace unos años.

También te puede interesar: Relaciones sexuales con robots: ¿estamos cerca de ello?

Fuente: http://bit.ly/2jvXkZg

Inteligencia Artificial y oficinistas en Japón

En Japón la inteligencia artificial comienza a hacer el trabajo de los oficinistas

En Japón la inteligencia artificial comienza a hacer el trabajo de los oficinistas

Hasta ahora la automatización de procesos de fabricación había sido protagonista en la introducción de máquinas en segmentos industriales y empresariales, pero ahora los robots y la inteligencia artificial han comenzado a hacer su entrada en trabajos “no manuales”.

Es el caso de la empresa de seguros Fukoku Mutual Life Insurance, que comenzará a utilizar la plataforma “IBM Watson Explorer” este mes para sustituir la labor de 34 administrativos que escaneaban documentación de registros hospitalarios para establecer pagos y posibles fraudes.

La Inteligencia Artificial, a la conquista del trabajo en oficinas

La empresa se gastará 1,7 millones de dólares en instalar el sistema y además pagará 128.000 dólares en mantenimiento, un gasto elevado que no obstante le permitirá ahorrar 1,1 millones de dólares en salarios gracias al uso del software de IBM. En dos años esperan por tanto haber rentabilizado esta inversión.

Inteligencia Artificial y oficinistas en Japón
Inteligencia Artificial y oficinistas en Japón

Ese retorno económico no será la única ventaja del sistema de inteligencia artificial, que según los responsables de la implantación permitirá incrementar la productividad en un 30%. El sistema de IBM ya se había utilizado incluso para analizar la reacción de los clientes ante un sistema de atención al cliente automatizado como este, pero ahí era donde la inteligencia artificial aprendía y se adaptaba para mejorar esa atención.

Este tipo de proyectos para reemplazar trabajadores “de cuello blanco” (que no hacen trabajo manual más típicos de cadena de montaje, sino trabajos más del tipo administrativo) por sistemas automatizados se están haciendo cada vez más populares. Otras tres empresas de seguros japonesas están evaluando estos sistemas, y una firma Israelí, Lemonade, ha invertido 60 millones de dólares para “sustituir a los brokers y el papeleo con robots y aprendizaje máquina”.

Vía | Quartz