Inteligencia sin alma, la mente de un robot

En Blade Runner 2049 le dicen a un replicante: “no lo haces mal para no tener alma”. ¿Nos superará la inteligencia sin alma o fundiremos nuestras mentes?

Pues ya llevas en tu bolsillo el embrión de esta inteligencia sin alma. Tu smartphone empieza a darte una idea como será en muy pocos años la mente de un robot, de tu robot personal.  Por otra parte, y de forma suave, sin darnos cuenta, poco a poco, cada vez hacemos más uso de los asistentes virtuales tipo Siri, Google Assistant, Amazon Alexa y similares. Interactuamos con inteligencias sin alma en traductores automáticos, buscadores, reservas de viajes y hoteles y muchas más aplicaciones. Nadie se subleva contra esta inteligencia sin alma y la sociedad la acepta de muy buen grado en su vida cotidiana.

Inteligencia sin alma
Inteligencia sin alma. Película Blade Runner 2049

Muchos “expertos” nos meten miedo conpredicciones del tipo “Terminator” o similares sobre una hipotética rebelión de las máquinas con inteligencia artificial que exterminarán al ser humano. Para matizar tan negros presagios, conviene distinguir entre inteligencia y consciencia. Por ahora, la inteligencia sin alma puede empezar a alcanzar y aun supera a la inteligencia humana, pero no hay visos de que tome consciencia de sí misma. La distinción entre estas dos ideas es muy sutil, pero de gran importancia. En el libro Homo Deus, de Yuval Noah Harari se aclara perfectamente este matiz, a la vez que se profundiza en la inmediata evolución (que ya ha comenzado) del Homo Sapiens hacia Homo Deus. A cambio de hibridar nuestra inteligencia con la de los robots, daremos gustosamente parte de nuestra intimidad a otras entidades. ¿Te suena?

Inteligencia sin alma a cambio de perder la intimidad

Hasta ahora, cada vez más personas (y no solo los jóvenes) se sentían más cómodos interactuando con sus amigos a través de las redes sociales. De momento, y es probable que lo veamos muy pronto, las personas se sentirán cada vez más a gusto interactuando con estos robots que conocen perfectamente sus gustos y aficiones. El siguiente paso será que, al ser indistinguibles de personas reales, prefiramos interactuar con esta inteligencia sin alma que con personas reales.

Piénsalo bien: actualmente millones de personas prefieren relacionarse por medio del smartphone que con las personas que tiene a su lado. El siguiente paso a dar de forma natural será relacionarse con su querida inteligencia sin alma que le entenderá mucho mejor  que cualquier persona. Y no lo digo pensando en la juventud, cada vez seremos más las personas mayores con vidas solitarias cuya única fuente de conversación y compañía será este aparatito.

Naturalmente, el siguiente paso será darle apariencia humana por medio de realidad virtual o cualquier otra tecnología. ¿Es esto bueno o malo? Tan bueno o malo como cuando se mecanizaron los telares en el S. XIX, pero ya nadie se acuerda de eso, salvo los luditas… y si no sabes de a qué me refiero, puedes preguntárselo al asistente virtual de tu smartphone.

 

Inteligencia Artificial y oficinistas en Japón

En Japón la inteligencia artificial comienza a hacer el trabajo de los oficinistas

En Japón la inteligencia artificial comienza a hacer el trabajo de los oficinistas

Hasta ahora la automatización de procesos de fabricación había sido protagonista en la introducción de máquinas en segmentos industriales y empresariales, pero ahora los robots y la inteligencia artificial han comenzado a hacer su entrada en trabajos “no manuales”.

Es el caso de la empresa de seguros Fukoku Mutual Life Insurance, que comenzará a utilizar la plataforma “IBM Watson Explorer” este mes para sustituir la labor de 34 administrativos que escaneaban documentación de registros hospitalarios para establecer pagos y posibles fraudes.

La Inteligencia Artificial, a la conquista del trabajo en oficinas

La empresa se gastará 1,7 millones de dólares en instalar el sistema y además pagará 128.000 dólares en mantenimiento, un gasto elevado que no obstante le permitirá ahorrar 1,1 millones de dólares en salarios gracias al uso del software de IBM. En dos años esperan por tanto haber rentabilizado esta inversión.

Inteligencia Artificial y oficinistas en Japón
Inteligencia Artificial y oficinistas en Japón

Ese retorno económico no será la única ventaja del sistema de inteligencia artificial, que según los responsables de la implantación permitirá incrementar la productividad en un 30%. El sistema de IBM ya se había utilizado incluso para analizar la reacción de los clientes ante un sistema de atención al cliente automatizado como este, pero ahí era donde la inteligencia artificial aprendía y se adaptaba para mejorar esa atención.

Este tipo de proyectos para reemplazar trabajadores “de cuello blanco” (que no hacen trabajo manual más típicos de cadena de montaje, sino trabajos más del tipo administrativo) por sistemas automatizados se están haciendo cada vez más populares. Otras tres empresas de seguros japonesas están evaluando estos sistemas, y una firma Israelí, Lemonade, ha invertido 60 millones de dólares para “sustituir a los brokers y el papeleo con robots y aprendizaje máquina”.

Vía | Quartz