Robot de entretenimiento Pepper

El robot de entretenimiento Pepper es capaz de identificar las principales emociones: alegría, tristeza, ira o sorpresa.

El robot de entretenimiento Pepper puede interpretar una sonrisa, un ceño fruncido, la entonación de la voz, cómo se emplean las palabras o el lenguaje no verbal como por ejemplo, una inclinación de la cabeza.

La combinación de toda esta información permite que el robot de entretenimiento Pepper determine si la persona que está en frente suya tiene un estado de ánimo positivo o negativo.

Robot de entretenimiento Peeper
Robot de entretenimiento Peeper

Un diseño pensado para las emociones

El diseño del robot de entretenimiento Pepper se ha realizado para que la interacción con los seres humanos se pueda hacer de la manera más natural e intuitiva posible.

Escuchar y hablar: la interacción y la interpretación de las emociones se hace con los 4 micrófonos direccionales ubicados en la cabeza de Pepper. No sólo le permiten saber de dónde proceden los sonidos y localizarlos sino también le sirven para identificar las emociones que transmite la voz.

Vista: Pepper puede moverse por un entorno complejo con una cámara 3D, y 2 cámaras de alta definición con las que identifica los movimientos y también reconoce las emociones de la cara de su interlocutor. Si estás satisfecho, Pepper se alegrará contigo; si estás triste, Pepper intentará consolarte.

Conectado a internet: Pepper te puede dar las últimas noticias del día, las previsiones climatológicas y además te pude ayudar a encontrar una receta. No dudes en empezar una conversación sobre el tema de tu elección.

Tablet: Pepper utiliza tu tableta para que pueda tomar sus decisiones y también para expresar sus emociones.

Motor de emociones: con la percepción y el análisis de tus emociones, te irá conociendo y Pepper adaptará su actitud para que coincida mejor contigo. Este diálogo permanente entre la percepción, la adaptación y el aprendizaje es el resultado de lo que se llama el motor de emociones.

Robot de entretenimiento Pepper

Robot de entretenimiento Pepper

Aún llega más lejos…

Control y equilibrio: gracias a su sistema anti-colisión, Pepper no solo detecta a las personas, sino también los obstáculos para reducir el riesgo de encuentros inesperados. Pepper también es capaz de mantener el equilibrio; lo que evita que se caiga si es golpeado por alguien.

Movimiento y autonomía: te sorprenderás por la flexibilidad y la fluidez de los movimientos de Pepper. Sus 3 ruedas omnidireccionales permiten que se mueva libremente en 360 ° a 3 km/h como máximo. No menos de 20 motores dirigen sus movimientos con gran precisión (cabeza, brazos, espalda,…). Por último, Pepper tiene una batería de litio de alta capacidad que le garantiza una vida de aproximadamente 12 horas.

Una visión de alta definición: Pepper está equipado con dos cámaras de alta resolución y una cámara 3D para entender mejor su entorno. Las imágenes son procesadas por un software de reconocimiento de patrones capaz de reconocer caras y objetos.

Interpretación de emociones: Pepper dispone de las últimas tecnologías que le permitan identificar tus emociones a través de la voz y de las expresiones de tu cara. Pepper responde en consecuencia. En cuanto a las caras, Pepper reconoce a las personas por sus voces. Con 4 micrófonos direccionales y sus altavoces, Pepper puede localizar la posición de una fuente de sonido y empezar una conversación.

Un conjunto de sensores: Pepper tiene muchos sensores, dos transmisores y receptores ultrasónicos, seis sensores láser y tres detectores de obstáculos colocados en sus piernas. Estos sensores le proporcionan información sobre la distancia a los obstáculos inmediatos (3 m. de distancia), además de sus tres cámaras (dos entradas RGB 3D que se colocan en la cabeza). Otro sensor integrado de batería proporciona información sobre su estado de carga, y de su temperatura. Pepper también tiene sensores táctiles en sus manos que se pueden utilizar durante durante las interacciones sociales.

Conectado con el mundo: para una conexión a Internet independiente, Pepper tiene conectividad inalámbrica WiFi .

Bienvenido a la comunidad: una comunidad de desarrolladores en Japón y en el resto del mundo imagina y desarrolla nuevos contenidos para Pepper. La biblioteca de aplicaciones de este nuevo compañero sigue evolucionando y se enriquece cada día.

Más información (en inglés):

https://www.aldebaran.com/en/cool-robots/pepper/find-out-more-about-pepper

Mano robótica invencible al piedra-papel-tijeras

Una mano robótica invencible que puede derrotar a cualquier oponente humano en el juego de piedra-papel-tijeras ha sumido a la Universidad de Tokio a uno de sus mayores dilemas éticos desde la Segunda Guerra Mundial: ¿Deberían los académicos japoneses levantar una prohibición de 70 años y explotar esa tecnología para la fabricación de armas?

Para algunos, la infalibilidad de la mano robótica invencible  a la hora de ganar un sencillo juego de niños representa un avance científico ingenuo e inofensivo. Otros vislumbran el uso de la tecnología en sistemas antimisiles, droides armados y drones capaces de esquivar balas.

mano-robotica-invencible
Mano robótica invencible al piedra-papel-tijeras

La Universidad de Tokio, y la mayoría del resto de instituciones académicas japonesas, han prohibido durante siete décadas a sus miembros seguir líneas de investigación que pudiesen servir a propósitos militares. De este modo, según autoridades del Ministerio de Defensa japonés, se ha privado al ejército del país de una de las fuentes de investigación en materia científica y de ingeniería más fértiles del mundo.

El Gobierno del primer ministro Shinzo Abe, que ya ha retirado la prohibición a las exportaciones de armamento y ha reinterpretado la constitución pacifista, está presionando para anular el tabú académico.

Los esfuerzos incansables de China para aumentar su presencia militar en la región, unidos a la creciente preocupación sobre el futuro de la protección que ofrece EEUU, han permitido a las universidades argumentar que sus académicos podrían implicarse en proyectos de carácter militar siempre y cuando su propósito en última instancia sea la “seguridad y la paz”.

Esto ha hecho que aumenten las presiones sobre Masatoshi Ishikawa, el profesor de la Universidad de Tokio que inventó la mano robótica invencible, y sobre otros académicos japoneses para que cambien de idea. Aunque la Universidad de Tokio sigue mostrando dudas en torno a su postura, el avance de Ishikawa ha redefinido el debate.

Mano robótica invencible al piedra-papel-tijeras
Mano robótica invencible al piedra-papel-tijeras
“Cada vez que asisto a una conferencia internacional, hay una cola de personas que representan a fabricantes del sector militar o a gobiernos que quieren hablar sobre mi mano robótica y sobre el uso que se le podría dar”, explica el Prof. Ishikawa.

“Es evidente que hay personas en la Universidad de Tokio a las que les gustaría que las normas cambiasen, pero yo no soy una de ellas”.

En el caso de la mano robótica invencible, su potencial militar es claro. El dispositivo es capaz de ganar siempre porque hace trampas. Combina los sensores de imagen y el movimiento mecánico más rápidos del mundo: puede ver qué movimiento ha realizado el oponente y ordenar a la mano otro que lo venza mucho antes de que el ojo humano pueda darse cuenta.

Los incentivos económicos que ofrece son evidentes. La financiación pública para las universidades de Japón está disminuyendo progresivamente y el Gobierno, mediante el lanzamiento de programas durante los últimos 18 meses, ha ofrecido incentivos económicos a los científicos e ingenieros para que participen en proyectos de carácter militar.

El año pasado, el Ministerio de Defensa japonés invitó abiertamente a los investigadores a que se unieran a su proyecto interno de investigación militar. Ha recibido 109 solicitudes: 58 provenientes de universidades y 22 de centros de investigación que habían renunciado tradicionalmente a la investigación militar.

Fuente: http://bit.ly/1R1m8r6

Robot Robit, un gran asistente para toda la familia

El robot Robit es un encantador robot que será un gran asistente para toda la familia.

El robot Robit es el ejemplo que desde hace algunos años, los robots han dejado de ser esos extraños objetos que aparecían en películas de ciencia ficción y literatura futurista, hoy en día los robots tiene una participación activa en varios campos de nuestra sociedad, desde guías en aeropuertos, pasando por robots desmanteladores de plantas nucleares, como entrenadores personales, hasta aquellos que trabajan en la línea de producción de algún producto. Pero sin duda los que más llaman la atención son aquellos que capaces de pertenecer a la familia como un miembro más.

Robot Robit, un gran asistente para toda la familia
Robot Robit, un gran asistente para toda la familia

Este es el caso del robot Robit, un proyecto que actualmente busca financiación por medio de una campaña en Indiegogo. Se trata de un pequeño robot enfocado en ser parte de la familia, ayudando en cuestiones básicas del día a día, como cuidar mascotas, avisar cuando los niños llegan a casa, e incluso como compañero de juegos, todo por un precio asequible y con una buena gama de posibilidades por delante.

Un robot al servicio del hogar

Robot Robit, un gran asistente para toda la familia
Robot Robit, un gran asistente para toda la familia

El robot Robit basicamente es un Raspberry Pi sobre ruedas, equipado con sensores, WiFi, cámara y un aspecto amigable, que permitirá ser programado para hacer todo tipo de tareas básicas en el hogar. Hasta aquí puede parecer sencillo, el verdadero potencial de Robit es su código abierto, vamos es Raspeberry Pi, que permitirá a cualquier desarrollador crear aplicaciones para el robot, o bien, si somos entusiastas nosotros mismos podemos escribir secuencias de comandos, lo que ampliará la gama de posibilidades.

Para esto, sus creadores han creado su propia tienda de aplicaciones, para que el usuario se despreocupe y descargue las herramientas de acuerdo a sus necesidades. Por supuesto no sólo está pensado en el hogar, ya que su diseño y versatilidad le puede abrir importantes espacios en áreas educativas y de enseñanza en programación, como el caso de Dash and Dot o Zowi.

Robot Robit, un gran asistente para toda la familia
Robot Robit, un gran asistente para toda la familia

La versión básica de Robit tiene un precio de 329 dólares, pero también se pueden adquirir herramientas adicionales como una charola para transportar cosas, un lanzamisiles de juguete y sensores de humo o gas. Su entrega está programada para febrero de 2016.

Fuente: http://bit.ly/1KHw1r6

 

Robot guitarrista de 78 dedos

Un robot guitarrista con 78 dedos capaz de tocar notas imposibles; un robot batería con 22 brazos.

¿Te imaginas lo que puede hacer un robot guitarrista de estas características?

El fundador de Invisible Desing Lab, Kenjiro Matsuo, comparte con algo más que el nombre con Basho Matsuo, considerado uno de los más grandes poetas japoneses de la historia y principal impulsor del haiku como forma poética. Al igual que él, Kenjiro está convencido de que la música se encuentra en todas partes: sólo hay que saber escucharla. Y también como Basho es capaz de obtener su inspiración con los elementos que la naturaleza pone a su alcance. Así lo demostró hace años cuando, con 413 piezas construidas con la madera de árboles caídos en un bosque, construyó un xilófono de 44 metros de largo. Las piezas estaban ensambladas de tal forma, que dejando caer una bola también de madera se escuchaba una composición de Johan Sebastian Bach.

Robot guitarrista de 78 dedos
Robot guitarrista de 78 dedos. Fuente de la foto: CNN

Madera o silicio, da igual. Lo importante es cómo suena y los sentimientos que despierta en quien escucha la música. Por eso Kenjiro Matsuo es capaz de saltar de los árboles a un robot guitarrista para crear nuevas composiciones. Una de sus últimas aventuras fue la construcción de una orquesta robótica junto al DJ y productor de música electrónica Squarepusher, con quien grabó el EP “Music for robots”. La banda únicamente tiene dos músicos, pero es más que suficiente: un robot guitarrista con 78 dedos y que toca dos guitarras, y un robot batería con 22 brazos e idéntico número de baquetas. El resultado es que son capaces de ejecutar “notas imposibles para un ser humano, porque necesitaría tener tres o cuatro manos”.

Lo asombroso del proyecto es que los robots no se quedan recluidos en un estudio de grabación; pueden actuar en directo mostrando poses de estrellas del rock. La próxima frontera, explica Matsuo, es intentar capturar lo invisible, los sentimientos humanos, para que interactúen con los músicos robóticos: “ahora mismo no es posible, pero es algo necesario. Tendríamos que conseguir información de los humanos que podamos transferir a los robots”. De esta forma, aclara, expresaría emociones verdaderas. Tal vez haya que recurrir de nuevo a la poesía para entender lo que Matsuo quiere expresar, y que ya predijo, cómo no en un haiku, Jorge Luis Borges:

“Callan las cuerdas. / La música sabía  /  lo que yo siento.”

Fuente: http://bit.ly/1KAwawn